sábado, 31 de julio de 2010

Violencia y acción comunicativa

Si el lenguaje no es más ni menos que una virtualización (no simulación) de la interacción social, cabe esperar que a este se trasladen las diferentes funciones sociales, incluidos los procesos de selección y/o competitividad. El ideal del lenguaje no sería ya la sincronización habermasiana. Tampoco la reproducción idéntica de los antiguos patrones de interacción [1]. Detrás de la virtualización existe una necesidad por explotar la vitalidad de las tensiones sociales através de sus expresiones emergentes, especie de plusvalía del lenguaje [2]. Si hemos de delinear un horizonte para el lenguaje, es el de procurar que dicha plusvalía sirva a la dimensión humana en su "diálogo" con la naturaleza [3]. En términos más contemporaneos (demasiado esquizofrénicos para mi gusto), que sirva a la dimensión de la vida sobre la materia inerte. Es ese diálogo, en su perpetuo dinamismo (la amenaza del Otro absoluto es incomensurable), el que evita que el lenguaje se satisfaga a sí mismo. Podríamos pensar que esto es congruente con la utopía habermasiana, pero es preciso enfatizar que en este enfoque al menos una de las funciones del lenguaje es organizar el conflicto, no solo esfumarlo pues perdería su fuerza vital. Más aún, si bien es cierto que la virtualización tiene un componente progresivo, las cambiantes amenazas de lo Otro, introducen una presión deconstructiva en el cuerpo quasi-sincrónico. El lenguaje pues no se configura en una diada o en una triada con un tercero estático. Es una triada con un tercero igualmente dinámico.

[1] Si fuese así, la virtualización sería un proceso reversible incluso en el ámbito más local del espacio-tiempo histórico.

[2] Leer la virtualización en la clave de computación emergente nos permite entender porque la interacción social se inclina hacia el lenguaje antes que hacia la interacción "analoga"; ciertamente la primera permite una complejización de la dinámica, la interacción comunicativa es un juego más rápido y con reglas más complejas. Lo cual se traducira en mayores recursos computacionales para el cuerpo colectivo.

[3] Diálogo entendido en un sentido más violento, como hibridación, como fagocitosis.
Publicar un comentario