sábado, 18 de diciembre de 2010

ONGs, razón social del modelo neoliberal?

Al parecer, las ONGs prueban las mieles del estado minimalista y al hacerlo revelan una faceta que parecía improbable en el modelo neoliberal: su capacidad para reinventar la gestión social a partir de iniciativas descentralizadas y autónomas. La sociedad postmoderna se caracteriza por el desmantelamiento de las grandes narrativas y el estado burocrático -ese gran monolito- parece no ser la excepción. Algo comparten el postmodernismo y el neoliberalismo, su devoción por la autonomía. El problema es que el primero celebra la autonomía cultural y el segundo la económica. Las victimas de ambos son muy diferentes. El memorial de agravios contra el neoliberalismo ha sido bien documentado y difundido en los últimos tiempos, mientras que las victimas del postmodernismo se han convertido en tabú -otrora el siglo de las luces-.  Si esta boda improbable se consolida, vale preguntarse si quedán otros limites al paradigma neoliberal. Una respuesta puede encontrarse en la analogía entre capitalismo y esquizofrenia sugerida por Deleuze y Guattari. La clave es entender las condiciones externas bajo las cuales la estructura esquizofrénica emerge como apropiada respuesta de supervivencia y cuando el modelo neurótico es la mejor estrategia de supervivencia [1]. La neurosis nos permite predecir los sucesos a partir de un modelo simplificado de la realidad. La esquizofrenia como neurosis fragmentada nos permite recombinar la información en más de una forma; la tensión entre estos se deriva del antagonismo estructural entre dos escalas del cuerpo neurótico (la familia y la clase social, el individuo y la nación, etc.). Una analogía similar se encuentra en fisiología; las respuestas mecánicas exigen el movimiento coherente de las partes, las respuestas complejas exigen la interacción de cuerpos semi-autónomos. Esta división de las funciones sicológicas y/o fisiológicas ofrece un marco de referencia para entender los dominios de validez y complementariedad entre el neoliberalismo y el centralismo económico y político. En este (des)orden de ideas podemos decir que el modelo neoliberal no excluye sino que carece de razón social (en el sentido de bienestar común). La complementariedad entre estas dos dimensiones de lo social dentro de un mismo modelo esquizofrénico es todavía terreno de debate. La dicotomía entre esquizofrenia y neurosis tanto en lo económico como político y cultural atraviesa el debate tradicional y empieza a tomar un papel protagónico en la aún emergente sociedad de la información donde la estrategia de "red" se populariza como paradigma político.

[1] Esto puede convertirse en todo un reto cuando la distinción entre "adentro" y "afuera" (inmigración?multiculturalismo?) no es clara.

PDT_1: esta interpretación (o algo similar muy similar) la conocí hace ya unos años en una conferencia de un francés cuyo nombre no logro acordarme (en internet encontré textos como este de Joachim Hirsch que trata temas similares). Recuerdo otro de sus comentarios provocativos como el de los desafíos y contradicciones a la democracia tras la popularización del mercado accionario; algo comparable a la serpiente que se muerde la cola.

PDT_2: Hay un ánimo provocador en asociar dos conceptos aparentemente antagónicos como lo son las ONG y el neoliberalismo. Establecí forzadamente esta relación a través de la intención positiva del neoliberalismo y negativa de las ONG de procurar un minimalismo de Estado. La relación es forzada al menos por dos razones: 1) hubiese sido mejor hablar de liberalismo en vez de neoliberalismo pues el neoliberalismo es una expresión particular del anterior y si bien comparten un interes por el minimalismo de Estado, el neoliberalismo posee otras facetas que poco tienen que ver con las ONG. En especial su origen histórico; una política impuesta desde los centros de poder (neoliberalismo como versión artificial del liberalismo). En contraste con las ONG, donde al menos en el 3er mundo (y esta discución semántica está intimamente ligada al territorio), fueron apropiadas como estrategía de minorías. 2) Las ONG en general mantienen una posición explícitamente neutra y/o ambigua frente al Estado aunque su discurso práctico no lo sea.
Publicar un comentario