lunes, 18 de febrero de 2008

Tras los límites de la descentralización. Parte II

En la primera parte hablamos de una crítica funcionalista biológico-evolutiva a los modelos de descentralización. En esta segunda parte me referiré a algunos elementos que limitan la crítica funcionalista. Para ello intentare establecer algunos parámetros a tener en cuenta al determinar las condiciones de validez de este tipo de analisis critico. La crítica funcionalista históricamente ha sido controvertida por la crítica política. Para la crítica política, ejemplificada por la crítica Marxista, el argumento funcionalista es un argumento político formulado en términos apolíticos o pseudo racionales. Mientras tanto, la crítica funcionalista ha demorado en elaborar una forma sistemática de tratar la crítica política sin tener que acudir implícitamente a la política misma [1]. El fracaso de las políticas funcionalistas aplicadas en el marco del Desarrollo [2] dejaron en claro la incompletes de los planteamientos funcionalistas "apolíticos" constituyendo un precedente histórico para la elaboración de una crítica funcionalista donde lo político juega un papel explicito y omnipresente. Es desde esta nueva perspectiva que se plantea la pregunta: cuales son las condiciones de universalidad y/o localidad de un modelo funcional de organización? Tomaremos como ejemplo el dilema centralización vs descentralización. Para que sirve, desde un punto de vista biológico- evolutivo, la descentralización a escala global? las teorías de Sistemas Complejos Adaptativos (CAS) nos dicen que la respuesta se encuentra en el patrón de presión externa que aplica el ambiente sobre el CAS. Por ejemplo, las presiones coherentes, rápidas y de gran magnitud probablemente exigen respuestas iguales, para las cuales un modelo de organización interna CAS de orientación centralizada pueda ser la mejor opción de respuesta y por ende de supervivencia. Por otro lado, una presión cambiante y compleja, exige un aparato capaz de computar soluciones diversas y complejas a una velocidad acorde con el ritmo de presión externa. Esta forma de pensar debe distinguirse de aquellas propuestas que dentro del mismo ámbito de los sistemas complejos proyectan un carácter progresivo de la complejidad estructural interna [3] ignorando la relatividad impuesta por las condiciones externas del ambiente en el cual se encuentra el CAS.

[1] El funcionalismo "apolítico"de la modernidad, en efecto, poseía una forma sintomática de tratar la crítica política: las políticas del centro eran sinónimo de racionalidad y no de intereses políticos, mientras que las políticas de la periferia eran sinónimo de irracionalidad.

[2] Arturo Escobar, La invención del Tercer Mundo.

[3] Es precisamente ésta la raíz de la presente crítica al discurso "pro-complejidad" dentro de las ciencias sociales y sus movimientos políticos adscritos. Existen múltiples referencias a este respecto, para citar solo algunas de ellas: Complexity Rising por Yaneer Bar-Yam y Other Worlds Are (already) Possible: Cyber-Internationalism and Post-Capitalist Cultures por Arturo Escobar y publicado en Revista TEXTOS de la CiberSociedad, 5. Temática Variada. Disponible en http://www.cibersociedad.net
Publicar un comentario